Aventuras

Siempre he sentido mi vida como una aventura, o incluso como una serie de ellas. Vengo de una familia aventurera, no podía ser de otra manera. Las ganas de aprender también me han caracterizado desde pequeño. He tenido muchos hobbies. Siempre me ha gustado aprender nuevos deportes, instrumentos, idiomas, viajar, conocer gente y lugares nuevos. Mi primer intercambio en solitario a otro país fue con 12 años. Durante el instituto tuve muchos intereses y no me decidía por una carrera. En cuanto apareció la psicología por primera vez empecé a tenerlo más claro. Me fascinaba. Las ciencias me explicaban muchas cosas del mundo, pero la psicología me explicaba sobre las personas, y eso me parecía mucho más interesante.

 

Durante la carrera hice otras formaciones en paralelo y me fui acercando al tema del género. Sabía que yo tenía mucho que resolver en relación a ese tema y todo lo que aprendía me tocaba algo interno muy importante. Resultaba que el género era un constructo. Qué peso me iba quitando de encima. Conocí los roles de género, las estructuras de poder y el feminismo. Todo esto me removía pero no quería saber por qué, hasta que por fin me atreví a aceptar mi identidad de género. No fue fácil, el miedo me paralizaba. Encontrar referentes en Youtube fue clave para mí. Entender qué era la identidad de género. Verme reflejado en historias, emociones y anécdotas me permitió acabar de quitarme el miedo y empezar mi transición. Es por ello que desde que todo esto comenzó he vivido en positivo la visibilidad, en un primero momento con mi canal de Youtube y posteriormente como una parte fundamental de mi activismo y mi trabajo.

 

Me planteaba enfocar mi carrera profesional hacia las realidades trans, aunque no sabía ni por dónde empezar. Y entonces, sin esperarlo, apareció Fundación Daniela, ofreciéndome un lugar desde el que poder desarrollar un trabajo que me encantaría y del que aprendería muchísimo. Poder atender y acompañar a familias y a personas trans en sus procesos, coordinar un grupo joven, dar formación y charlas, montar campamentos y jornadas, colaborar en el desarrollo de legislación… un sinfín de proyectos y experiencias. Mientras, aprendía también del activismo y de personas y profesionales con más experiencia.

 

A la vez que me enfadaba por la vulneración de derechos que vivimos las personas trans constantemente, por el daño que hace la falta de apoyo familiar, la gravedad de las situaciones de bullying, el acoso callejero… me preocupaba por la baja autoestima, la ansiedad, el miedo, la soledad, la transfobia interiorizada (el auto-rechazo)… También me alegraba y emocionaba de ver a las personas y a las familias crecer, superar barreras, aceptarse un poco más, quererse y gustarse, disfrutar, reír, hacer amigues, ser elles mismes sin más y por fin. Ver a tanta gente florecer ha sido maravilloso.

 

Es todo un viaje, toda una aventura, intensa, conmovedora y muy enriquecedora. Por eso quiero seguir viviéndola y hacerlo junto con dos personas imprescindibles en mi vida, tanto en lo personal como en lo profesional. Hacerlo nosotres y hacerlo a nuestra manera es todo un reto. Otra aventura que se plantea como una gran oportunidad que nos damos a nosotres mismes, pero también como una gran responsabilidad. Lo vivo con mucha ilusión porque creo que tenemos mucho que aportar, que es un proyecto muy potente por lo que cada une pone en él; su cariño, sus capacidades, sus valores, su conocimiento, su trayectoria y su compromiso. Porque además por primera vez lideramos personas trans, y eso me parece revolucionario, muy necesario, y hace que me enorgullezca formar parte de ello. Pongo todo de mí a pesar de las dificultades que conlleva emprender, ser joven y ser trans, siendo consciente también de mi privilegio como hombre y de tener apariencia cis.

 

Nuestro compromiso nos lleva a continuar formándonos. En mi caso por un lado como terapeuta Gestalt para profundizar y ampliar mi práctica terapéutica y de acompañamiento. Por otro, en técnicas del trabajo con grupos para seguir desarrollando una metodología participativa, transformadora e innovadora en nuestras formaciones y talleres. Tenemos buenos ingredientes y confío en el futuro que nos espera. Además, es un placer hacerlo con el cariño de tantas personas y familias que desde hace ya varios años nos apoyan en esta aventura. Gracias a todas vosotras estamos donde estamos.

 

Un abrazo enorme,

 

Leo Mulió Álvarez

 

Psicólogo

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Manuel (jueves, 26 julio 2018 23:23)

    Soy compañero de Leo en la formación Gestalt. Es un placer tenerle al lado y compartir con él vivencias, emociones, dinámicas.... Un abrazo, compañero.

  • #2

    María Jesús (viernes, 27 julio 2018 00:04)

    Soy familiar de Leo y es un orgullo ver como ha sido su evolución personal y profesional. Tanta gente que le quiere, tantas personas a las que ha ayudado. Es una gran persona. Te queremos Leo.

  • #3

    Marta calabrese (sábado, 28 julio 2018 17:20)

    Compañero de máster en Gestalt aunque se que te conozco poco . Me pareces muy valiente y fuerte. Te envío todo mi apoyo y mi admiración

  • #4

    JuanMa (sábado, 28 julio 2018 17:30)

    He coincidido con Leo en numerosos encuentros y seminarios sobre Diversidad y Educaciòn. Compartimos unos inolvidables días en 1 seminario internacional para profesionales que trabajan con jóvenes en Italia. Es 1 persona maravillosa y un gran embajador de la reivindicaciòn de derechos y normalizaciòn de las personas que no se identifican con los cánones cisheteronormativos. Mucho ánimo, colega, llegarás lejos�